Inicio Mi persona Información Artículos Foro Enlaces
Leido para vosotr@s
   

                                                                                                Volver   

 

 

 

Los AINEs y los anticoagulantes orales.

Mª Ángeles Fernández.

 

Existen numerosos listados de fármacos que interaccionan con los anticoagulantes orales, en los que indistintamente se puede encontrar el mismo AINE incluido como prohibido y como recomendado, seguramente dependiendo de la fuente consultada.

Confeccionar una lista para facilitar la consulta es muy trabajoso por el tiempo que se necesita dedicar al estudio, pero también es una tarea especialmente delicada si se tiene en cuenta que su información inexacta puede acarrear complicaciones graves para los pacientes anticoagulados.

Una vez más he vuelto a repasar la bibliografía: hay muchas interacciones publicadas, todas las que se han comunicado por escrito, pero hay muchas más que no han sido escritas, fruto de la observación clínica y del mecanismo de acción de los fármacos. Generalmente, la bibliografía consultada hace referencia a los artículos publicados en EEUU y Canadá y no se publica nada que no haya sido objeto de una investigación clínica; de ahí, la disparidad en los listados de interacciones. Es casi imposible recordar todas las interacciones conocidas clínicamente importantes y como se producen; sin embargo, hay algunos principios generales que deberían ser memorizados, sobre todo cuando se manejan fármacos que poseen una ventana terapéutica estrecha, tales como los Anticoagulantes orales.

Al hablar de las INTERACCIONES DE LOS ANTICOAGULANTES ORALES han de tenerse en cuenta que éstas pueden producirse a tres niveles:

- a nivel intestinal, modificando la biodisponibilidad de vitamina K;
- a nivel plasmático, modificando su unión a las proteínas del plasma;
- a nivel hepático, modificando su metabolismo.

Con los AINEs, como con cualquier otro fármaco, es necesario no olvidar este principio.

Los AINEs no modifican la biodisponibilidad de vitamina K. Los AINEs pueden no modificar el metabolismo del anticoagulante, como diclofenaco, porque no utilicen la vía del citocromo P450. Pero los AINEs tienen todos ellos una gran afinidad por las proteínas plasmáticas (incluido diclofenaco), llegando a desplazar de esta unión a los anticoagulantes e incrementando su acción.

Está fuera de toda duda el papel importante que juegan estos fármacos en el tratamiento de algunas enfermedades reumáticas, tratamientos de larga duración vigilados por el Reumatólogo, que obligan a asociarlos a los anticoagulantes orales. Otra cosa muy distinta es el uso indiscriminado como medicamento de complacencia o como automedicación.

Por otra parte, deberían tenerse en cuenta otras características de los AINEs:

- Son antiagregantes plaquetarios (riesgo de hemorragia)
- Pueden lesionar la mucosa gástrica (riesgo de hemorragia)
- Disminuyen el flujo sanguíneo renal (intoxicación digitálica, hiperpotasemia…), a tener en cuenta especialmente en los pacientes anticoagulados, ya que el 90% de ellos lo está por causa cardíaca.

En la lista que se da a continuación se tiene en cuenta tanto la unión a proteínas como su metabolismo.
 

 

Volver

 

 

 
 

 

Último libro: Anticoagulantes orales

Sinopsis: Libro de consulta aportando la experiencia de la autora sin olvidar los aspectos científicos sobre el manejo de los anticoagulantes orales, analizando diferentes modelos de gestión, el Autocontrol y la legislación vigente. (304 págs.)  30 euros

 

 

 

   Mª Ángeles Fernández Fernández

   C/ Rubén Darío, 5 pta. 19

   46021 Valencia

   Tel. +34 96 3618651

   info@angelesfernandez.com